¿Para qué sirve la visita domiciliaria?

La visita domiciliaria laboral es un mecanismo común en los procesos de selección. Suelen hacerse al finalizar de su proceso de entrevista y estudio de hoja de vida, para verificar que el candidato se adapte a los factores claves de las compañías.

El principal objetivo es conocer si la personalidad del empleado es similar a la de la compañía.Esto aumentará las probabilidades que el empleado dure más tiempo en su cargo, genere valor y haga exitoso el proceso de selección.

Si eres un empleado de recursos humanos y piensas incorporar este mecanismo a tu proceso de selección, o eres un candidato que va a recibir una visita, esto es todo lo que debes saber:

1. ¿Qué busca un experto? Todas las visitas domiciliarias deben ser desarrolladas por un profesional, generalmente un psicólogo o un trabajador social. A través de una entrevista semiestructurada, el análisis del espacio y la comunicación no verbal, identificará en el candidato.

2. ¿Qué debe hacer el aspirante? El primer paso debe ser que la empresa le informe al candidato en el inicio del proceso que, si avanza en los filtros, un profesional irá a su casa. Una vez llegue a esta etapa, se debe concretar la fecha y la hora de la visita.

3. ¿Qué puede hacer y qué no un visitador? Hay muchos mitos en torno a las visitas, como que el experto abre los cajones de la ropa o la nevera. Sin embargo, estas malas experiencias son producto de visitadores poco profesionales.

Los psicólogos deben regirse por el Código Deontológico y Bioético de la psicología, basado en la Ley 1090 de 2006.

Este dicta lineamientos que aplican para la visita domiciliaria, como el principio de beneficencia, no maleficencia, es decir, que el ejercicio profesional debe evitar causar un mal, discriminación o trato injusto y velar por la veracidad y responsabilidad sobre la información.

Además, el profesional debe mantener el derecho a la intimidad física y emocional del candidato, su dignidad y buen nombre. Por esto, su visita debe restringirse a los espacios comunes y habitaciones, sin vulnerar espacios íntimos como armarios. Conoce más información sobre la verificación de información en procesos de selección Sumado a esto, el analista debe mantener la información propia de cada persona bajo el secreto profesional, por lo que solo puede usarla para fines que se relacionen con su proceso de selección. Así, utilizando el criterio ético y profesional se garantizará que la visita sea una buena experiencia para la organización, el visitador y los candidatos

Contáctenos

Si aún no cuenta con los protocolos de bioseguridad para su empresa haz clic aquí y contáctanos