¿Para qué sirven las pruebas psicotécnicas?

Las pruebas psicotécnicas son pruebas estandarizadas que sirven para medir conductas, capacidades y habilidades de un candidato para una posible contratación. Se emplean para saber en qué medida posee las capacidades o cualidades necesarias para las tareas que se realizarán en su puesto de trabajo. Estas pruebas son cada vez más frecuentes en los procesos de selección de personal y son un valioso instrumento de diagnóstico que permite apreciar las aptitudes de la persona para el desempeño de determinadas tareas.

Pero qué miden las pruebas psicotécnicas específicamente? Miden el nivel intelectual, personalidad, competencias técnicas y de gestión.
Las pruebas también tienen que cumplir con los siguientes parámetros:

Estandarización: 

se refiere a la uniformidad de los procedimientos en la aplicación y calificación de la prueba. Las condiciones deben ser las mismas  para todos los evaluados, de esta manera se logra comparar los resultados entre varias personas.

Confiabilidad:

es la consistencia de las puntuaciones obtenidas por las mismas personas cuando se les aplica la misma prueba o una forma equivalente.
Los resultados de las pruebas deben permanecer a lo largo del tiempo.

Objetividad:

la aplicación, calificación e interpretación de los resultados serán objetivos en la medida en que sean independientes del juicio subjetivo del examinador.

Validez:

grado con el que verdaderamente mide lo que se pretende. Nos permite determinar qué tan bien predice el desempeño.

Igualmente hay que tener claro que los resultados tienen que ser contrastados con la entrevista, verificación de referencias y en general con todos los otros elementos del proceso de selección.
Cuando tengas que hacer tus pruebas psicotécnicas es importante que las tomes con tranquilidad y sobre todo honestidad, sigue estos consejos que te daremos:

  • Lee muy bien y escucha atentamente las instrucciones. No comiences a responder sin haber entendido las preguntas.
  • Es necesario acudir a este tipo de pruebas descansado/a y sin problemas de sueño. Hay que estar alerta, aunque evitando ansiedades excesivas.
  • Una vez comenzado el examen, echa un vistazo rápido para ver el número de preguntas.
  • Es aconsejable dejar para el final las preguntas dudosas y no agobiarse con el tiempo del que se dispone.
  • Responde con rapidez y, si tienes dudas en un apartado, pasa al siguiente.
  • Pregunta si los errores penalizan.
  • Si no sigues el orden, ten cuidado al marcar en la Hoja de Respuestas.

Contáctenos

Si aún no cuenta con los protocolos de bioseguridad para su empresa haz clic aquí y contáctanos