Seguridad en las escaleras

La seguridad en escaleras se debe prestar especial atención, sobre todo cuando estas se convierten en una barrera arquitectónica difícil de salvar para personas con una avanzada edad o que padecen algún tipo de movilidad reducida.

Que las escaleras pueden suponer un gran inconveniente es algo que se conoce sobradamente, pero que son una de las principales causas de accidentes en edificios y viviendas particulares parece que queda lejos, cuando está demostrado que son un gran foco de tropiezos o torceduras sin importancia principalmente, pero que en ocasiones pueden derivar en otros accidentes de mayor gravedad.

Cuando hablamos de seguridad en escaleras es importante tener en cuenta que existen colectivos más vulnerables, en esta ocasión nos centraremos en una parte de ellos, como es el caso de ancianos o personas con movilidad reducida.

Está justificado que la seguridad en escaleras depende en gran medida del diseño de las mismas, la altura de cada peldaño o contrahuella, la profundidad del mismo o Huella o la pendiente, son sin duda algunos elementos de vital importancia a la hora de fabricar o construir escaleras y que estas tengan un grado de seguridad mayor.

Pero también son importantes en la seguridad elementos como los descansillos o mesetas, las protecciones, el tipo de suelo con el que se construyen o la ubicación y uso de la misma.

Además, y teniendo en cuenta su uso o ubicación, las escaleras pueden tener distintas consideraciones, de esta manera, tenemos por una parte las Escaleras de uso restringido, principalmente escaleras para uso particular, y por otra parte las escaleras de uso general, aquellas que tienen una utilización pública, como son las de utilización en zonas comunes en edificios residenciales, hospitales, comercios, etc.

Contáctenos

Si aún no cuenta con los protocolos de bioseguridad para su empresa haz clic aquí y contáctanos