Una mirada al riesgo psicosocial en época de Covid-19

El programa de riesgo psicosocial en la actualidad debe ser uno de los pilares fundamentales del bienestar de las personas, si las organizaciones lo descuidan genera en sus colaboradores enfermedades de tipo mental y físico, aumenta los índices de ausentismo laboral e influye en los indicadores de productividad, por otra parte, puede enfrentarse a sanciones legales según el país. El riesgo se enfoca en los factores intralaborales, extra-laborales, de estrés y sociodemográficos, por lo tanto, las áreas de Gestión Humana o Seguridad y Salud en el Trabajo son las responsables de trabajar mancomunadamente para la gestión e intervención.

Antecedentes

El riesgo psicosocial abarca tres aspectos comunes, que se centran en la interacción de las variables del individuo, el ambiente laboral y el medio ambiente externo; interacción que tiene efectos en la satisfacción y el bienestar del trabajador, con la influencia, claro está, de otras variables que rodean al individuo, como sus deseos, motivaciones, necesidades y la cultura organizacional, adicionalmente su situación personal dentro y fuera del trabajo, razón por la cual, la presencia de estas tres esferas inherentes a los seres humanos, son claves para la existencia de riesgo psicosocial.

Uno de los primeros documentos oficiales e internacionales en abordar el tema de los factores psicosociales en el trabajo fue “Los Factores Psicosociales en el Trabajo: Reconocimiento y Control”, documento publicado por la Organización Internacional del Trabajo en 1984. Se constata en la publicación que la problemática viene acrecentándose, problema que se remonta al menos desde 1974, fecha en la que consta una clara llamada de la Asamblea Mundial de la Salud para documentar la importancia y los efectos de los factores psicosociales en el trabajo sobre la salud de los trabajadores.

La Organización Internacional del Trabajo propone como definición “Los factores psicosociales en el trabajo consisten en interacciones entre el trabajo, su medio ambiente, la satisfacción en el trabajo y las condiciones de organización, por una parte, y por la otra, las capacidades del trabajador, sus necesidades, su cultura y su situación personal fuera del trabajo, todo lo cual, a través de percepciones y experiencias, puede influir en la salud, en el rendimiento y en la satisfacción en el trabajo.

El trabajo en la vida moderna y especialmente en esta nueva realidad exige especial atención. Las personas están insertas en un ambiente laboral que se podría considerar “hostil”; desde su ingreso hasta su retiro se enfrentan a diferentes variables que en muchas ocasiones son difíciles de manejar, porque los colaboradores no eligen a las personas que los rodean, ni con las personas con quienes tienen que trabajar, ni mucho menos con las personas que tienen que interactuar.

Recomendaciones

Las condiciones laborales actuales exigen altos niveles de concentración, sobrecarga de trabajo, elevadas responsabilidades, largas jornadas y conexión laboral digital tiempo completo, ambientes que pueden afectar el bienestar físico y psicológico del trabajador, deteriorando la salud del colaborador y disminuyendo la productividad de la empresa.

Anclar las actividades de Promoción y Prevención del estrés al Programa de Vigilancia Epidemiológica de Riesgo Psicosocial con el fin de fortalecer las habilidades de afrontamiento de situaciones potencialmente estresantes, tales como: programas de formación en autocuidado, pausas activas, pausas cognitivas, formación para la disminución de respuestas fisiológicas producidas por situaciones estresantes, reconocimientos e incentivos que armonicen la vida laboral con la vida personal y familiar.

El éxito para una buena gestión del Riesgo Psicosocial está en el diagnóstico, muestra la situación actual de la compañía, facilitando una intervención decisiva e inmediata de los factores intralaborales, extralaborales y de estrés que estén afectando la salud de los Trabajadores e implica una inversión financiera, de recursos físicos y humanos que apalanquen el desarrollo de las actividades, con retorno a la inversión, por los beneficios que trae para las partes.

Contáctenos

Si aún no cuenta con los protocolos de bioseguridad para su empresa haz clic aquí y contáctanos