Ventajas más importantes de la alternancia para las empresas

Con el avance de la vacunación a nivel mundial, cada vez está más cerca la tan anhelada normalidad. Sin embargo, el año y medio de cuarentenas y restricciones generadas por el covid-19 llevaron a una transformación en el mundo laboral.

Al principio, para muchas personas fue complicado el trabajo en casa al entender que era un contexto nuevo, sin embargo, con el paso de los meses, muchos empleados y empresas entendieron que este modelo de trabajo en casa funciona. El futuro estará marcado por la flexibilidad y el trabajo híbrido.

Aseguran que el nuevo marco de relaciones laborales deberá garantizar la inclusión y el desarrollo del talento y contar con mecanismos de flexibilidad que garanticen la productividad y competitividad de las organizaciones. Bajo esta premisa, es importante conocer las diversas ventajas de la flexibilidad interna y externa, así como la competitividad.

Cuando hablamos de un equilibrio entre la vida personal y laboral, disminución de procesos burocráticos en todas las áreas, implementación de tecnologías para reducir el impacto ambiental y ser más eficientes, así como nuevas formas de crear cercanía con los clientes o consumidores.

Aquí hay algunas ventajas de la flexibilidad en una organización:
Los negocios demasiado rígidos tienden a fracasar, pues la capacidad de adaptación significa una gran ventaja competitiva frente a las organizaciones más rígidas.
Es necesario que las empresas promuevan la flexibilidad dentro de la organización. También se debe ser lo suficientemente valiente como para eliminar las políticas que no funcionan en la organización o han quedado obsoletas.

  • Mejora la competitividad: una organización flexible responderá a los cambios evolucionando, no luchando contra el cambio; una organización flexible lo acepta como una parte inevitable del entorno empresarial, por lo que aprende a maximizar sus oportunidades cada vez que se produce un cambio.
  • Mejora la eficiencia en la empresa y los trabajadores: una empresa flexible estará dispuesta a probar nuevos métodos y procesos, incluso cuando los antiguos parecen funcionar bien, pues es clave mantenerse en constante mejora.
  • Mejor formación de los equipos de trabajo: cuando la estructura de gestión es flexible, se obtiene el máximo provecho de la fuerza laboral, dependiendo de los talentos individuales.
  • Reducción del impacto ambiental.
  • Reducción de costes de contratación y rotación.
  • Continuidad en épocas de incertidumbre: una de las características de una organización flexible es que está preparada para la incertidumbre. Al tener la fuerza laboral distribuida entre diferentes lugares y trabajar utilizando diferentes medios, la organización está en mejores condiciones de manejar situaciones inciertas.

Una organización flexible también podrá hacer frente a la incertidumbre en entornos económicos y tecnológicos. Dicha empresa debería tener medidas en vigor, en caso de cambios en la tecnología, la regulación o incluso la economía.

Contáctenos

Si aún no cuenta con los protocolos de bioseguridad para su empresa haz clic aquí y contáctanos